La Maldición de Hill House ¿Cómo termina?

Estrenada el 12 de octubre del año 2018 La Maldición de Hill House fue catalogada como la mejor serie de terror del año pasado. Cuenta con 10 capítulos y está basada en la novela homónima de 1959 escrita por Shirley Jackson.

Terror, angustia, curiosidad, tristeza, miedo, son algunas de las muchas emociones que la saga le proporciono a sus fans desde el primer hasta el último episodio.

Alerta de Spoiler

Siendo esta serie la típica historia de la casa embrujada, fue difícil imaginar que pudiera sorprendernos, pero lo cierto es que su creador Mike Flanagan supo lograr este cometido.

La serie se basa en la vida de cinco hermanos y en cómo les cambia la vida al mudarse a esa casa con sus padres. Steven (Michiel Huisman), Shirley (Elizabeth Reaser), Theodora (Kate Siegel), y los gemelos Nell y Luke (Victoria Pedretti y Oliver Jackson-Cohen) se convierten automáticamente en victimas de una serie de eventos oscuros como la aparición de fantasmas, ruidos extraños voces y la sensación de que algo los asecha constantemente.

Estos sucesos crean conflictos y mal estar en la familia y el punto de quiebre es cuando la madre de los pequeños, Olivia, decide suicidarse.

Los cinco hermanos junto con su padre Hugh (Timothy Hutton) abandonan la casa para siempre, pero los traumas que sufrieron en esa casa los acompañan por todo el resto de su vida.

De este modo la serie alterna entre dos líneas temporales, mostrando a la familia cuando los hermanos todavía son niños y luego enfocándose en su vida de adultos mostrando las consecuencias psicológicas con las que conviven.

Luke termina adicto a la heroína, Steven tiene una pésima relación con su mujer y con la escritura; Shirleys comete actos de infidelidad constantemente y Theodora, tiene una marcada incapacidad para conectar con los demás.

Nell por su parte sigue los pasos de su madre y se suicida.

¿Cómo Termina Hill House?

Llegando a último episodio los espectadores ya sabemos todo sobre el pasado y el presente de los personajes quienes deciden volver a la casa por diferentes motivos.

Luke vuelve para prenderla fuego, pero la casa se lo impide y lo encierra en una habitación roja, donde una especie de alucinación, lo obliga a suicidarse clavándose una aguja con veneno en el brazo.

El resto de los hermanos también son arrastrados a la habitación roja, cabe destacar que cuando eran niños tenían prohibido entrar a ese lugar. En el interior de la habitación son obligados a verse cara a cara son sus demonios como las adicciones, infidelidad e incapacidad de amar.

Lo cierto es que a pesar de que los hermanos creían nunca haber entrado a esa habitación en su niñez, el fantasma de Nell les revela que ya todos estuvieron ahí antes alucinando y creyendo estar en otro lugar. Para algunos era una casa de árbol para otros una sala de lectura, etc.

Muchas teorías confirman que ese lugar es el corazón de la casa y en donde más poder tiene. Es el lugar que utiliza para atrapar a sus víctimas.

En el último capítulo se revela que fue en ese mismo sitio donde Olivia es convencida por la casa de matar a sus hijos y luego quitarse la vida. Por este motivo los invita a la habitación roja y les sirve té envenenado.

Abigail quien era la amiga de luke, supuestamente imaginaria durante toda la historia, fue la primera en ingerir el coctel y la única en morir, dado que justo antes de que los niños ingieran el veneno el señor Hugh irrumpe en la habitación e impide la desgracia.

Hugh se lleva a sus hijos de la casa, como se muestra en la primera escena de la serie, y para cuando vuelve por su esposa ella ya estaba muerta.

En este punto se revela que el Señor y la señora Dudley son los cuidadores de la casa y también los padres de Abigail, es decir que ella era real y no un producto de la imaginación de Luke.

Los Dudley acuerdan con Hugh que no contarán que su esposa asesinó a Abigail siempre y cuando el mantenga la casa en pie, dado que de esta forma el fantasma de su hija podrá permanecer ahí para siempre.

Por su parte el fantasma de Olivia se aparece con la intención de proteger a sus hijos para siempre dentro de la Habitación Roja, esto quiere decir matarlos y retenerlos eternamente en ese lugar, pero Hugh se ofreció a sí mismo en sacrificio para que los dejara marcharse.

Antes de morir le cuenta todo esto a su hijo Steven y también le encomienda mantener Hill House en pie. Mientras sea así, todos los fantasmas de las personas que han muerto allí podrán estar juntas para siempre. Esto se muestra en una escena muy emotiva en la que el señor Dudley lleva a su mujer agonizante a la mansión para que muera allí, y así pueda permanecer como fantasma junto a su hija.

En resumen, Hill House en una casa maldita que alberga miles de fantasmas de personas que murieron en la misteriosa habitación roja. Puede llegar a ser un lugar agradable si los ocupantes desean suicidarse y pasar la eternidad dentro de ese lugar, pero como la mayoría no tiene ese plan en mente podría decirse que no es un buen lugar para mudarse.

El final puede considerarse muy emotivo, ni del todo feliz ni del todo triste. Deja una sensación amarga en el espectador, pero al mismo tiempo conforme ya que se salvaron algunos miembros de la familia Craig.

Segunda Temporada

Hasta el momento lo que sabe es que hay muchos planes para una segunda parte, pero todavía no hay confirmación oficial, aunque debido al éxito de la serie todo indicaría que si habrá.

Con respecto a esto su creador Mike Flanagan se encarga de abrir el abanico de posibilidades de cara a futuras temporadas: “Por encima de cualquier cosa, la serie trata sobre lugares malditos y personas malditas… Y no hay escasez ni de lo uno ni de lo otro. Así que hay muchas cosas que podríamos hacer dentro o fuera de Hill House”.

Sin embargo, también se encarga de aclarar que la historia de la familia Craig “ya está contada”, dicho de otra forma, esta historia ya está finalizada y cerrada.

Loading...

Agregar comentario